No hay un momento en que la música no invada los ambientes de mi casa. 

La guitarra es como un extraño nido que suelta sus pájaros crepusculares cuando el aire se puebla de silencios y nostalgias. En nuestra tierra, los gauchos y paisanos, en tres siglos, limaron con la música de la guitarra
sus ásperas aristas. Hombres toscos, hechos a la ruda vida del campo, hombres de a caballo, con un mar de gramilla y pastizales abajo, y un par de constelaciones allá arriba, vivían en la soledad sin tener conciencia de ella. La soledad era un muro invisible que circundaba la existencia de los hombres. Era un mundo dentro del cual el paisano trajinaba, galopaba, amansaba potros, tropeaba hacienda, torteaba barro, como el hornero, para construir su hogar, sacaba tientos, recortaba caronas, y vivía sin sentir la pobreza como contrapeso, luciendo a veces algún platerío, "siquiera pa' que la luna le haga guiños al ombú . . .", a través de una rastra o un rebenque, o de unos estribos o de la media luna del freno.

No me juzgues si alguna vez resuelvo olvidarte…

Discos completos para descargar:

El sueño se siente bajito
la tarde lo deja pasar
te veo a mitad del camino
la huella me cuenta que estás.

Muchas veces, al recordar cosas que pasaron y que nos hicieron con su emoción, sentimos un malestar inquieto y raro que produce en nuestra fantasía, ideas calidas que nos dan una pena consoladora. Y si entonces dejamos volar la imaginación, nos elevamos espiritualmente y contemplamos cosas nuevas para nosotros, que pasan por el corazón y las aprenden los labios. Los recuerdos son siempre los que producen la inspiración, y lo más original y extraño, es producto de sueños pasados; porque el hombre, cuanto mas triste y profundo es, mas recuerda, y al tener por ese motivo la melancolía y la vaguedad, tiene la inspiración.

El Estudio de los Vientos es un estudio de grabación profesional, creado con el fin de brindar un servicio de grabación, edición y mezcla óptimo para proyectos discográficos independientes y de bajo presupuesto. 

Dónde estás corazón
viento te fue a buscar
sabe por donde ir
siempre te encontrará

Una mañana del mes del otoño
ha despertado entre insomnio y ausencia
el viejo amigo del árbol, del cielo y del mar.

Las tierras de la Patagonia, guardan en sus vientos el canto de sus caminantes y la música en torbellino, se desplazara por sus montes y ríos haciéndose eco en cada porción del continente… Porque cuando comience a sonar el sur, ya nada será silencio… Las guitarras de la pampa, ensayarán un eterno bordoneo como queriendo acompañar los sentires y la voz rasposa de un cantor desesperado. Porque cuando suene el sur, la cumbre de un cerro solo, descubrirá en su valle algún poeta perdido. Porque cuando el sur suene, alguna persona encenderá su radio, y nos hará compañía durante esta última hora de viernes… Una vuelta de reloj, teñida por el sueño cantado de músicos y poetas, que han sabido echar raíces en este vasto, solitario y lejano continente.

Clic acá para ver la galería de imágenes "Escenario"...

Pueden visitar la sección VIDEOS, donde encontrarán varias canciones de distintos proyectos.

El clima inhospito y la lucha por sobrevivir en una tierra cubierta durante meses por la nieve, le dan a la música mapuche un caracter lastimero, donde la pasión es cruel y desesperada. La pasión no puede expresarse ni siquiera a travez del llanto o del amor, de allí la sencillez de sus instrumentos musicales, y que la música araucana refleje solo queja y angustia.

Para ver... de todo un poco... 

Ver sección de Imágenes - Cámara en mano: MACRO.

Ver sección de Imágenes - Cámara en mano: TIERRA CENTROAMERICANA.

Más información: Sección DISCOS

Ver sección de Imágenes - Cámara en mano: Huella austral.

Ver sección de Imágenes - Cámara en mano: LATITUD NORTE.

Creo que siempre estuvo en mí, o desde hace muchos años ya, este interés por intentar congelar en una imagen, situaciones de una vida cotidiana que transcurre en hechos que naturalmente no se volverán a repetir jamás.
En cada lugar, momento o circunstancia, hay una fotografía en el aire.

 

Pueden enterarse de las últimas novedades haciendo clic acá

El hombre sabe siempre que la noche
le trae a la guitarra las leyendas del fogón
un verso sobre el pago de su tierra
florece en la garganta del poeta, el trovador

El marinero de mañana zarpó
en su nave de diario, y el muelle abandonó
recogió el ancla y las velas izó
así poco a poco de la orilla se alejó.